Cuida y Mima tus Joyas

Cuidar bien tus joyas te ayudará a mantener su belleza

Sigue estas recomendaciones y podrás disfrutar de ellas para siempre

1.– Evita guardar tus joyas todas juntas para que no se rayen. Puedes mantenerlas en una bolsita de gamuza, un joyero acolchado o cajita individual SUTILLE.

También se pueden guardar en bolsitas individuales de plástico con cierre hermético.

Solo tienes que acostumbrarte a conservarlas correctamente.

   · Cierra cadenas, tanto de collares como pulseras, evitarás que se formen nudos o se enreden con otras joyas.

   · Los anillos tienden a rozarse cuando se mezclan unos con otros. Utiliza un joyero especial para anillos o el packaging SUTILLE.

   · Los pendientes todos y siempre con sus tuercas y por parejas, nunca los dejes sueltos. Una tuerca equivocada puede ocasionar la pérdida de tu pendiente.

2.– Procura situar tu joyero lejos de cualquier exposición directa a la luz solar y lejos de sitios cálidos. Tampoco guardes tus joyas en un baño o en sitios húmedos. Cuida tus joyas siempre y trátalas con mimo.

3.– La plata de ley 925 tiene un proceso natural y con el tiempo puede oscurecerse, o simplemente con el hecho de tenerla guardada y sin usar.

En ese caso, puedes limpiarla fácilmente y recuperar su brillo frotando suavemente la joya con una gamuza especial SUTILLE.

Si tu joya está un poco mas sucia y con la gamuza no es suficiente, puedes proceder de la siguiente manera:

   Primero mezcla unas gotas de jabón con agua templada en un recipiente.

   Segundo, introduce las joyas sin que se rocen, y déjalas reposar durante 10 minutos.

   Pasa un paño de algodón limpia cada una de ellas con suavidad.

   Después aclara cada joya con agua tibia, eliminando el jabón y observando que el agua quede limpia.

   Y por último, sácales brillo con una gamuza.

   *Antes de nada, asegúrate que otros metales y piedras no van a ser dañados con el proceso de limpieza.

4.– La exposición a ciertos productos químicos o ambientes pueden comprometer la integridad de tus joyas.

Esto incluye: transpiración, perfumes, colonias, productos de limpieza, cloro, agua salada y abrillantadores de plata, etc …

Sin ir más lejos, los medicamentos también alteran el PH de nuestra piel y eso puede hacer que las joyas pierdan su esplendor, pero no te preocupes que ya sabes como limpiar tus joyas!

5.– Evita dormir y hacer deporte para cuidar y mimar tus joyas, la sudoración hace que se ensucien más rápidamente.

También se podrían enganchar y romper (pulseras, colgantes y gargantillas son más susceptible a esto).

6.– Ponte tus joyas después de que tu perfume y crema hayan sido absorbidos por tu piel.

7.– Las joyas de plata bañadas en oro son más delicadas. Su uso puede llevar a que se atenúe el baño y pierdan ese color que las distingue.

Cuida tus joyas bañadas en Oro

Mojarlas con frecuencia también puede hacer que está capa o baño se pierda dejando a la vista la plata de ley original.

Frotar intensamente puede generar la pérdida del baño, hazlo sutilmente para evitar el desgaste del mismo ya que estas joyas requieren un mayor cuidado.

Pulseras y Anillos son más susceptibles de perder el baño, ya que son joyas que sufren más desgaste a la hora de lucirlas.

Te recomendamos que seas cuidadosa para intentar que el baño de Oro dure el mayor tiempo posible.

 



SUTILLE no garantiza que el baño de oro de nuestras joyitas perdure siempre.
Las joyas de plata de ley 925 bañadas en oro son, por defecto, más sensibles y susceptibles de perder el color con el uso y el paso del tiempo. La velocidad a la que este baño va desapareciendo depende de múltiples factores como el uso de productos químicos en la piel, el nivel de sudoración corporal o incluso el mismo nivel de PH de la piel de cada persona. Por este motivo, es especialmente importante mimar tus joyas bañadas en oro.